Monterías y excursionismo

Monterías medievales y excursionismo actual (simlitudes)

     Releyendo los tratados de montería de los siglos XIV y XV que hay por casa, no solamente los capítulos que se ocupan de describir las batidas de caza y los terrenos en las que tenían lugar, sobre los que he estado trabajando estos últimos tiempos en relación con la Sierra, encuentro en otros capítulos aspectos curiosos y bastante interesantes, en los que me parece ver similitudes entre aquella antigua actividad venatoria y el deporte del montañismo / alpinismo, que tanto nos ha gustado y con el que tanto hemos disfrutado en nuestra vida. Aunque notables, las pocas diferencias que, en mi opinión, hay, son las que se refieren al hecho mismo de la persecución, acoso y muerte de los animales salvajes en las monterías, y al aprecio, cuidado y uso de las armas, aunque esta última quizá no tanto, ya que las armas del moderno alpinista, trebejos de escalada, piolet, crampones, clavijas, cuerdas, son conceptualmente casi equivalentes a las armas de los viejos monteros, aunque su finalidad sea tan distinta.

     Incluyo en estas reflexiones algunas notas entresacadas de aquellos tratados de montería, con pocos comentarios, al objeto de que cada uno, con su lectura, se haga su propia composición de lugar. Aunque aquellos rudos monteros de antaño eran unos “bárbaros” en el sentido amplio de la palabra, y consideraban la montería como una preparación para la guerra, no dejan de sorprender los comentarios que reflejan el aprecio que tenían por la naturaleza y lo encantador y minucioso de algunos detalles, que podrían formar parte, o casi, de cualquier tratado moderno de montañismo. Ambas prácticas, monterías medievales y alpinismo, tienen en común:

–       Saber sofrir hambre e sed a las vezes.

–       Sofrir sueño e cançancio, calores e frios.

–       Padesçer miedos.

–       Ponerse a peligros.

–       Haser espensas e gastos.

     En ambas actividades, creo yo, “gozan todos los sentidos” de manera similar:

–   El ver, mirando las montañas y las diversidades de los arbores y yerbas, alturas e baxuras de  los montes e peñedos.

–  El oyr se deleyta oyendo el sonido del ayre en las arvoledas, en las peñas y concavidades dellas, e el ruydo de las aguas que corren de los altos a los baxos, e oyr los cantos suaves de las aves.

–  El oler alcanza deletaçion, especialmente en verano, oliendo las yerbas e flores dellas e de los arbores, que trae el frescor del ayre que en las montañas corre suave e sano.

–   El gusto, comiendo con gran sabor, lo qual cavsa el exerçiçio, que lo malo, quanto mas lo bueno, en el monte no sabe mal; ansy mismo las frutas salvajes e robustas e las aguas dulces que son mas purificadas y limpias.

–    El tañer o palpar cogiendo las yerbas e flores e ramas de las susodichas frutas, tocando el agua con las manos calurosas de los rios e fuentes frias.

      La práctica de la montería produce beneficios personales:

–       Gran sanidad del cuerpo.

–       Arrezianse mucho los sentidos.

–       Aparejase el apetito de comer.

–      Olvidanse pensamientos y cuydados, que algunas vezes se deven dexar por dar descanso al juysio.

–       Tienen en que pasar tiempo y es cavsa de haser buenos cuerpos y sueltos.

–     Et avn asi mismo en el apartamiento o seguimiento del campo se cobra alegria y todo plaser, mas llaneza y familiaridad con los suyos e con las gentes comunes.

      Pero también puede producir los daños que se siguen:

–       Al anima, a la honrra, a los negoçios, a la hazienda, al cuerpo y a la salud, si se hase con destenplamiento o desmoderadamente (en cada concepto detalla en qué consiste el daño).

      En otros capítulos hablan estos tratados del adereço que debe traer todo buen montero, la vestimenta para invierno y para verano, el calzado, la comida (al menos pan y vino), los utensilios menudos (entre los que se incluye un pito, ya que las voces humanas alarman y asustan a los animales), la protección para la nieve y la lluvia, las armas, etc. Entresaco algunas frases, que me parecen encantadoras y que todavía hoy podrían ser de actualidad en el aprendizaje del excursionismo, montañismo o alpinismo:

–       Debe ir vestido según el ofiçio e avn según el tiempo.

–      Avnque sea verano no debe yr sin ropa de cobrir, porque le podria tomar la noche en el monte; e como quiera que gran calor haga, sobre aver mucho sudado, es neçesario ropa en invierno e en verano.

–      Es dañoso levar mucha ropa en la cabeça ni en el cuerpo, porque todo aquello se a de dexar de aforrar. Despues de pasado todo el trabajo cubrase quanto quisiere.

–       Las bozes en el monte se deven mucho escusar.

–        Debe levar lunbre en el esquero, e cosas contra ponzoña de bivora e de otras cosas ponzoñosas que en el canpo ay.

–       Debe levar aguja e sirgo e traylla sobrada

–   El calçado, borzeguíes en verano, porque defienden mucho los golpes del monte, e alpargates delgados, e avarcas de cuero en invierno.

–       En el comer e el bever debe levar pan e vino a lo menos. Algunos lo lievan en las alforjas (del caballo) o en vn çurronçico pequeño de los de dos braçaleras en las espaldas, et vna calabaçita pequeña çeñida.

–      No comer mucho de vna comida, que es dañoso para aver de andar sobre ello e correr; muy mejor es comer poco y muchas vezes. Despues a la noche tome de çenar quanto quisiere.

      Hay un sinfín de detalles acerca del colorido de la vestimenta, del atavío para los monteros de a pie o de a caballo, de las armas, de los canes. En fin, un verdadero tesorillo de lectura, de cuando estaba ya casi todo inventado, al menos en lo que se refiere a ir al monte.

     Espero que os guste.

                            D. Pliego (5-6-2011)

5-6-2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s