El paso del tubo

El primer obstáculo serio que encontrábamos durante nuestras exploraciones de esta cueva, allá por los años cincuenta del pasado siglo, era el que familiarmente “el tubo“, un estrechísimo paso, por fortuna bastante corto, por el que se establecía la comunicación entre el primero y el segundo piso.

    Aunque conseguimos acondicionar en lo posible dicho paso, para facilitar el tránsito y poder continuar las exploraciones, o en su caso las visitas, el paso del tubo fue motivo de pesadillas de algunos de nuestros acompañantes, sobre todo cuando eran noveles en estas batallas. Y ya hubo algún “experto” montañero, bregado en otros campos, al que, inesperadamente, le llegaría a suponer cierta dificultad el vencerlo.

    Recojo a continuación los recuerdos de uno de aquellos eventuales visitantes, que se plasmaron en un breve artículo de alguna revista de entonces, que se pueden ver en el siguiente enlace.

CANTERA (1963)

CANTERA (1963)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s