GREDOS: De Hoyos del Espino a Navacepeda y a Navalperal

       Al principio de los años dos mil, con centro en el Milano Real de Hoyos del Espino, estuvimos pateando el valle del Tormes y las zonas del entorno, llegando a enlazar el valle, por el puerto del Pico, con la zona de las Cinco Villas, donde completamos otra serie de itinerarios.

       Se incluyen en esta primera parte la descripción del recorrido entre Hoyos del Espino y Navacepeda, con dos variantes, una por el río y la otra por Hoyos del Collado; y la de Navacepeda a Navalperal.  En mis ficheros también tengo descritos los itinerarios desde La Aliseda a Navalperal, de la Aliseda a Navamediana, y desde Hoyos del Espino al puerto del Pico, que se irán añadiendo en los meses próximos. Como los recorridos y sus correspondientes descripciones los hicimos hace años (por el 2005), posiblemente estén algo desactualizadas, pero seguro que el excursionista avezado podrá seguirlas sin demasiados problemas todavía.

De Hoyos del Espino a Navacepeda, por el camino del río

Desnivel: 80 metros de bajada de puente a puente.

Longitud: 11,2 km.

Tiempo:   2 horas desde el puente del Duque; 3 horas y cuarto desde Hoyos del Espino.

Cartografía: Hojas 554 (Piedrahita) y 555 (Navatalgordo) del IGN, o sus equivalentes 14-22 y 15-22 del SGE a escala 1:50.000. Las hojas 554 y 555 del IGN existen también a escala 1:25.000, correspondiendo a estos recorridos las 554-IV (Navacepeda) y 555-III (Navarredonda), respectivamente.

 

Salimos Hoyos del Espino por la carretera de Navarredonda hasta pasado el desvío (a la izquierda) que va al Milano Real y llegar cerca de una hilera chopos que hay en el borde de la carretera, donde comienza por la derecha un camino de tierra, que vamos a seguir (10 min).

Empezamos a bajar, llegando enseguida a un portón de hierro. Pasada esta puerta, seguimos perdiendo altura por el camino, por terreno despejado, con vistas sobre las grandes praderas que hay más abajo a la derecha. Poco más adelante, una valla de piedra nos separa de una punta de pinar, que queda a la derecha del camino. La valla gira a la derecha unos metros antes de alcanzar  un cruce de caminos (20 min; 1,2 km)

Aquí tenemos que seguir el camino que va hacia la derecha, descendiendo por la linde del pinar. Enseguida entramos en el arbolado y avanzamos por una zona muy agradable, manteniendo la valla de piedras cerca a la derecha. Más abajo alcanzamos una zona de praderas amplia y despejada. Entre los árboles de la izquierda del camino vemos una gran roca abrazada por los troncos de varios pinos (29 min). Seguimos bordeando el pinar y perdiendo altura poco a poco, hasta llegar a una puerta en la cerca de alambre de espino, que nos separa de la carretera de la Plataforma (35 min). Podemos salir a la carretera y bajar por ella hasta llegar al puente del Duque, pero resulta más agradable seguir un senderillo algo borroso que discurre por dentro del cercado, paralelo a la cerca y a la carretera, evitando buena parte del asfalto. Poco más abajo, cuando el senderillo se divide en dos, seguimos por la derecha, salimos a otro camino más ancho y vemos otra puerta unos metros a la derecha, por la que saldremos a la carretera. Bajando por ésta hacia la izquierda, alcanzamos en pocos minutos más el puente del Duque (40 min; 2,7 km).

Unos metros antes de llegar al puente tenemos que continuar por la pista que sale hacia la derecha, asfaltada en sus primeros metros, que enseguida llega la entrada del camping Gredos (45 min desde el inicio). Nada más sobrepasar la entrada del camping acaba el asfalto y la pista es de tierra. Poco más adelante dejamos a la derecha un camino que sube por la ladera y, unos minutos después, también a este lado, un pequeño cercado circular de piedra con puerta de verja (55 min). Continuando por la pista, dejamos a la izquierda un cercado de alambre y llegamos a una bifurcación (1 h 10 min).

El ramal de la derecha, asfaltado, sube hasta Hoyos del Espino, pero nosotros vamos a seguir por el de la izquierda, que algo más allá se divide en dos. Seguimos por el ramal de la derecha, bajamos un poco y llegamos a una zona encharcada por el arroyo de Garganta Honda que atraviesa el camino. Por la derecha aflora una alineación de bloques de piedra que facilitan el paso hasta un rústico puente formado por cuatro grandes piedras.

Pasado el arroyo, seguimos avanzando por la pista, remontamos un ligero repecho y llegamos a otra bifurcación. El ramal de la izquierda termina unos metros más abajo a la entrada de una finca. Seguimos por la derecha, que baja algo, deja a la izquierda una valla de piedras y sale a terreno mucho más abierto (1 h 15 min) donde termina el arbolado. Nuestro itinerario continúa por un sendero más estrecho, que prolonga el de venida por la orilla derecha del río, ahora más cercano. Poco más adelante, el sendero sube ligeramente a media ladera y llega a un refugio de pescadores, que tiene un pequeño porche en la entrada (1 h 30 min). Desde aquí seguimos in tramo horizontal de carretera asfaltada, como prolongación del sendero y unos doscientos metros más adelante llegamos a otra bifurcación (1 h 35 min).

La carretera de asfalto, que abandonaremos aquí, gira a la derecha y sube hacia Hoyos del Collado. En este punto, tras pasar un portillo generalmente abierto, continuamos de frente por un camino de tierra bien visible, entre escobas y piornos. Enseguida volvemos a bajar por una zona sin arbolado y algo alejada del río Tormes, que queda a la izquierda. Más abajo, el camino gira a la derecha, y divisamos hacia delante una especie de pista horizontal a media ladera, a cierta altura sobre el río, que tenemos que alcanzar.

Al final de la bajada, una acequia cruza el camino. Atravesamos esta acequia, giramos a la derecha y continuamos avanzando por la cañada, prácticamente paralelos a la acequia, por una zona soleada con grandes prados (1 h 45 min). Más adelante la cañada enlaza con una pista y comienza una larga subida. Al final de esta subida, la pista queda horizontal (2 h 5 min) con estupendas vistas del valle aguas arriba. La pista se prolonga en horizontal y unos minutos después cruza el arroyo de las Lanchas en una curva a la izquierda (2 h 25 min). Nada más pasar esta curva, vemos algo más abajo a la izquierda los tejados de dos casas, los molinos de las Cañadillas y de Navajeros. Comenzamos a bajar y el valle se abre bastante.

Dejamos a la izquierda una pequeña casa con tejado a una sola vertiente (1 h 50 min) y vemos ya el puente de piedra sobre el río Tormes, hasta el que llega la carretera asfaltada que baja desde Navacepeda a la garganta del Barbellido. En unos minutos más la pista desemboca en la carretera asfaltada, en el punto donde ésta llega al puente (1 hora 55 min desde el puente del Duque). Desde el puente hay que subir por la carretera hasta Navacepeda, situada como a kilómetro y medio y cien metros más arriba, donde daremos por terminado el primer tramo de este sector.

Cuadros de alturas y distancias

De Hoyos del Espino a Navacepeda

Lugar                                                       Altitud            Kms   

Hoyos del Espino                                         1.450 m        —

Puente del Duque                                        1380 m          2,7

Bifurcación a Hoyos del Espino                    1375 m         4,5

Refugio de pescadores                                1350 m          5,6

Acequia                                                        1335 m          6,2

Subida pista                                                 1350 m          6,8

Arroyo de las Lanchas                                  1330 m          6,1

Puente de Navacepeda                                1283 m         9,7

Iglesia de Navacepeda                                 1356 m       11,2

 

Variante de Hoyos del Espino a Navacepeda por Hoyos del Collado

Desnivel:   Unos 50 metros de subida y 150 de bajada.

Longitud: 8,5 km.

Tiempo:     2 horas y media.

Cartografía: Hoja 554 (Piedrahita) del IGN, escala 1:50.000, o la 554-IV (Navacepeda) a escala 1:25.000.

 

En Hoyos del Espino avanzamos por la carretera del Barco en dirección a Navalperal. Nada más pasar el restaurante los Arcos y la parada del autobús, se inicia por la izquierda de la carretera un camino, por el que vamos a seguir. Este camino desciende suavemente, pasa por debajo del voladizo de un edificio que hay a la derecha, queda horizontal, gira a la izquierda y cruza el arroyo de la Cacera. Nada más pasar este arroyo, se gana algo de altura para salir a una pista transversal casi enfrente de unos barracones (6 min).

Cruzamos esta pista y seguimos por una calleja que se ve al otro lado, justo a la izquierda de los barracones. Avanzamos por un camino entre prados, hasta llegar a una bifurcación (10 min).  Sin tomar el ramal de la derecha, que sube hacia la carretera, continuamos por la izquierda. Se gana altura poco a poco y unos metros más arriba, casi al pie de unos chopos altos, llegamos a otra bifurcación, menos visible al estar encima de un pequeño altillo, a menudo encharcado. Seguimos por la derecha, rodeando los árboles. El sendero se prolonga durante un rato sin subir apenas, con el talud de la carretera a poca distancia a la derecha. Finalmente el sendero remonta una cuestecilla breve, de piso arenoso, y sale a la carretera a la altura del kilómetro 29 (25 min).

Nada más salir al asfalto, giramos a la izquierda y comenzamos a bajar hacia Hoyos del Collado por un ramal de carretera de acceso al pueblo, con estupendas vistas de las cumbres del Circo de Gredos. Pasamos sobre el arroyo de las Pozas y, remontando una corta cuesta, llegamos a Hoyos del Collado (40 min). Continuamos por la calle asfaltada que prolonga la carretera. Unos metros más adelante, la calle gira en ángulo recto a la derecha y sube hacia el centro del pueblo, pero nosotros seguiremos de frente por otra calle algo más estrecha, de piso de hormigón, que hace una curva a la izquierda y se dirige hacia el cementerio. Al llegar a las últimas casas, dejamos a la izquierda un viejo potro de herrar abandonado(45 min). Enseguida llegamos a la entrada del cementerio (50 min). En este punto, la calle de hormigón se prolonga por una carretera de asfalto.

Abandonamos la carretera, para subir hacia la derecha por una ladera con poca pendiente y en cinco minutos alcanzamos otro ramal asfaltado, que llega aquí desde otra parte del pueblo. A la derecha de este ramal hay una fuente de pilón redondo y otra de pilón alargado. El ramal que hemos alcanzado desemboca unos metros más a la izquierda en la carretera asfaltada que baja al río Tormes. Tomamos esta carretera hacia la derecha, remontamos unos metros por ella y llegamos al inicio de una pista ancha de tierra, que sale hacia el Oeste por la izquierda de la carretera (1 hora; 4 km desde el inicio).

Avanzamos por esta pista, con estupendas vistas del cordal principal de la sierra, por encima del Tormes, que no se ve desde aquí. El camino es casi horizontal y pronto llegamos a una cerca de alambre de espino, divisoria de términos, en la que hay un portillo franqueable, donde termina la pista (1 h 15 min). Pasamos el portillo y avanzamos por un borroso sendero, con tendencia a ganar altura hacia la derecha, atravesando una zona cubierta de matorral. Vale la pena  seguir el sendero, para atravesar más fácilmente el matorral.

El sendero llega de nuevo junto a la alambrada y, poco después de pasar el portillo, sigue por una zona herbosa, más despejada, entre un murete de piedras medio derruido, a la izquierda, y la cerca de alambre de espino a la derecha. Enseguida llegamos a otro portillo en la misma cerca (1 h 20 min). Lo pasamos y seguimos bajando por terreno despejado de praderas, manteniendo a la izquierda la cerca, de la que nos vamos alejando. Más abajo pasamos junto a un esquinazo que hace la valla de piedras, para seguir bajando por unas rodadas algo borrosas. Unos doscientos metros más adelante se ve la carretera del valle.

Las rodadas llegan a un tercer portillo, que también tenemos que pasar (1 h 27 min). Seguimos avanzando por otra calleja ancha, entre cercas de piedras, dejamos un roble a la derecha y, poco después, comenzamos a bajar en diagonal hacia la vaguada del arroyo de las Lanchas. Al otro lado del mismo se ve la continuación del sendero, que se mete en un bosquete de robles. El camino gira a la derecha, pasa entre unas retamas altas y alcanza la orilla del arroyo junto a una gran lancha de roca (1 h 35 min). Cruzamos el arroyo y seguimos por la traza del sendero, bien visible en la pradera. Pocos metros más allá entramos en el bosque de robles,  donde el camino resulta fácil de seguir.

Cruzado el arroyo de las Cañadillas, poco caudaloso, el camino se ensancha algo y sale a una zona despejada, remontando una suave loma. Al llegar a la parte alta de la loma, vemos por el otro lado una pequeña balsa de riego, más abajo y ligeramente a la izquierda. Bajamos directamente hacia esta balsa, delimitada por una cerca de malla metálica, y la rodeamos por la derecha (1 h 50 min; 6,8 km). El entorno de esta pequeña balsa, cubierto de robles, se presta bien para hacer un pequeño descanso. Al otro lado de la balsa encontramos una pista de tierra que sube hacia la derecha, pero que no hay que seguir. Bajamos unos metros a la izquierda, hasta la pista de acceso a la entrada del cercado, por la que vamos a continuar. La gravilla cubre solamente los metros próximos a la balsa, pero el piso es enseguida de tierra.

Dejamos a la izquierda un poste con un transformador y avanzamos por esta pista. Más adelante un talud de escombrera se levanta a la derecha del camino, separado por otra cerca de malla de alambre. Por la izquierda unas rodadas se unen tangencialmente a nuestro camino. Alcanzamos una zona de grandes árboles, donde la pista gira a la izquierda, llegando a un portalón de hierro franqueable (1 h 57 min). Pasamos este portón y seguimos entre abundante vegetación. Tres minutos después llegamos a una bifurcación en Y, donde seguimos por la izquierda, que desciende algo más, dejando a un lado una casa con el techo de chapa ondulada. Nada más pasar esta casa se divisa una ermita a la izquierda, en lo alto de una loma,  y se ve claramente el camino de acceso a la misma.

La pista por la que vamos desciende algo y desemboca en otra más ancha y horizontal, por la que continuamos hacia la derecha (2 h 5 min).  Esta pista sale poco más allá a la carretera asfaltada de acceso a Navacepeda de Tormes, al pie de un gran edificio de ladrillo que se levanta junto a la carretera (2 h 10 min; 7,8 km). Avanzamos por esta carretera hacia la izquierda y enseguida llegamos a las primeras casas del pueblo. Avanzamos por la calle Mayor, bajando una cuesta, pasamos junto a una fuente con gran pilón, giramos a la derecha, luego a la izquierda, salimos a la plaza Mayor y llegamos a la iglesia del pueblo, donde damos por terminado esta variante (2 h 30 min; 8,4 km).

De Hoyos del Espino a Hoyos del Collado y a Navacepeda

Lugar                                                          Altitud       Kms

Hoyos del Espino                                         1450 m       —

Carretera del valle                                        1481 m       1,8

Hoyos del Collado                                        1470 m       2,7

Loma de la bajada al Tormes                        1515 m       3,4

Portillo en cerca                                          1510 m       4,2

Arroyo de las Lanchas                                 1450 m       5,5

Balsa de agua                                             1400 m       6,8

Entrada a Navacepeda                                 1370 m       7,9

Iglesia de Navacepeda                                 1356 m       8,5

 

De Navacepeda a Navalperal

Desnivel:   85 m. de desnivel de bajada y unos 30 de subida.

Longitud: 5,2 km.

Tiempo:     1 hora y media a 2 horas.

Cartografía: Hoja 554 (Piedrahita) del IGN, a escala 1:50.000, o su equivalente 14-22 del SGE a la misma escala. La hoja 554 existe también a escala 1:25.000, correspondiendo a esta excursión el cuadrante 554-IV (Navacepeda)

 

Dejando la iglesia de Navacepeda a la izquierda, bajamos unos metros, tomamos otra calle a la derecha y enseguida llegamos a la bifurcación de uno de los ramales de acceso al pueblo. Seguimos por la izquierda, bajando hacia el río Tormes y pasamos junto al cementerio. Poco más abajo la carretera hace una curva a la izquierda (8 min) y en la parte exterior de esta curva comienza hacia la derecha una ancha pista de tierra, que se dirige hacia un collado próximo. Dejando la carretera asfaltada, tomamos esta pista, que enseguida pasa bajo una línea eléctrica, y, en poco más de un cuarto de hora desde la iglesia, llegamos al collado de la Garbanza (1.341 m de altura; 18 min).

Nada más pasar el collado hay a la derecha una fuente formada por tres pilones redondos conectados entre sí a modo de vasos comunicantes. El camino pierde altura en diagonal a la izquierda, bajando por una ladera cubierta de vegetación. Cuando la pista gira claramente al Sur, encontramos el inicio de otra pista, prácticamente horizontal, hacia la derecha, por la que seguimos. Unos metros más adelante la pista puede estar embarrada por el agua y los excrementos de las vacas. Sorteando como mejor se pueda este tramo, llegamos junto a una corraliza, que queda a la izquierda y unos metros más adelante pasamos un portillo que corta el paso (30 min).

Sigue una bajada corta, hasta llegar a un trozo empedrado y a un puente de piedra en lomo de asno sin pretiles, difícil de ver debido a la vegetación, por el que cruzamos un arroyo (35 min). Pasado el puente, el cordel, muy visible, remonta una alargada cuesta entre prados limitados por cercas de piedras. Al final de la subida salimos a terreno despejado; la pista gira a la derecha y se dirige a la carretera, muy cercana, pasando junto a un edificio ruinoso (Los Mijares; 50 min). Abandonamos la pista, para seguir de frente por el cordel, en agradable descenso hacia la siguiente vaguada. Tras llanear un corto trecho, llegamos a otra zona que, en caso de estar entollada, será conveniente pasar por la derecha, a lo largo de un bancal algo más alto que el camino.

El cordel hace una amplia curva hacia la izquierda y remonta una vaguada, hasta alcanzar el nivel de la carretera asfaltada, de la que nos separa una larga cerca de malla de alambre (1 h 10 min). Sin salir a la carretera, continuamos por el prado que hay a la izquierda de la cerca. Al llegar al cambio de rasante, vemos ya las casas de Navalperal, comenzando a bajar por una ladera herbosa, entre una valla de piedras a la izquierda, y una cerca de alambre a la derecha, que nos separa del centro de la vaguada y de la carretera. Dejamos a la derecha el cementerio y alcanzamos una caseta de piedra. Unos metros más adelante, el camino se prolonga por la calle de Abajo, que llega a las primeras casas del pueblo (1 hora 25 min).   Esta calle desemboca en la calle de Peñagorda, por la que seguimos avanzando hacia el centro de Navalperal, llegando enseguida a la Plaza Mayor, en cuyo centro hay una bonita fuente con pilón (1 h 30 min).

De Navacepeda a Navalperal

Lugar                                                       Altitud          Kms   

Iglesia de Navacepeda                                 1356 m       —

Inicio cordel de ganado                                1310 m       0,6

Collado de la Garbanza                                1341 m       1,1

Arroyo de la Garbanza                                 1270 m       2,0

Collado de los Mijares                                  1311 m       2,9

Carretera del valle                                        1350 m       4,0

Navalperal de Tormes                                   1303 m       5,2