El puerto de los Neveros

22. El puerto de los Neveros, o collado de Quebrantaherraduras (2.094 m)

 

Del puerto de los Cotos a la laguna de los Pájaros, puerto de los Neveros y La Granja

Longitud: Unos 18 kilómetros.

Tiempo aproximado:  6 horas.

Desnivel: 322  . de subida y 1.010 m de bajada.  

Tipo de camino: Senderos de montaña en la mayor parte; pistas forestales en buena parte de la bajada a la Granja.

Agua potable: Fuente Bernaldo de Quirós a la entrada del Parque; otra fuente junto a la Casa del Parque; hay un manantial con caño en la laguna de los Pájaros, junto a la orilla sur; fuente de la Plata, junto a la esquina sur del muro de cerramiento de los Jardines de La Granja.

Vegetación: Predominantemente pinar; robles y arbolado muy variado en el entorno de los jardines de la Granja.

Observaciones: Durante el invierno y hasta entrada la primavera esta ruta suele estar cubierta por la nieve.

Cartografía: Hojas números 483 (Segovia) y 508 (Cercedilla) del I.G.N., a escala 1:50.000, o sus equivalentes del S.C.E.

 

        Desde el puerto de los Cotos (1.848 m) subiremos hacia los edificios del Club Alpino Español y del Centro de Información del Parque de Peñalara por un corto ramal de carretera que se inicia antes de la Venta Marcelino. Al sobrepasar el Centro de Información, giramos a la derecha y continuamos subiendo entre el pinar por una pista de tierra ancha y cómoda. Enseguida se deja en el talud de la izquierda la fuente Cubero, junto a la pista. Poco más arriba la pista deja a la derecha el mirador de la Gitana, gira en redondo a la izquierda, y llega a un depósito de agua cubierto con un porche que hace las veces de refugio (14 min.).

        Justo por la derecha de este depósito comienza el camino del Agua, o de la Laguna, que vamos a seguir en esta ocasión, metiéndose de lleno en el pinar, tras subir unos metros por unos escalones y quedar enseguida queda horizontal. Avanzamos por este camino, que va por una zona muy agradable. Algo más adelante atravesamos la antigua pista de esquí de la Pradera, actualmente en proceso de revegetación, que baja hacia nuestra derecha, y pocos metros más allá el camino sale de la zona de arbolado y continúa a media ladera por una zona despejada (30 min.).

        Varios arroyuelos cruzan el camino, que gana altura suavemente. Al ir avanzando, el camino hace una amplia curva hacia la izquierda, hasta que dar vista los farallones de Peñalara y Dos Hermanas que se levantan sobre la Laguna de Peñalara, que no se ve desde aquí por encontrarse a mayor altura que el camino.

        Llegamos a una pequeña caseta de piedra (40 min; 1.920 m), junto a una especie de represa en el arroyo, que queda a la derecha del camino en el punto de entrada a la parte baja de la Hoya de Peñalara. Unos metros antes de dicha caseta seguiremos por una bifurcación señalizada hacia la derecha, cruzando el arroyo por un puentecillo de madera.

        Al otro lado del arroyo comenzamos a subir una fuerte pendiente por un sendero pedregoso, señalizado con pequeños hitos de piedras. Al llegar a la divisoria de la loma, que se levanta a nuestra derecha, seguimos subiendo por la parte superior, siguiendo un sendero de pendiente algo más suave.

        Ganamos altura por la loma, hasta llegar a un punto donde un hito de gran tamaño, colocado sobre un bloque rocoso, señala el inicio hacia nuestra derecha de otro sendero bien visible (1 hora), por el que vamos a continuar, perdiendo un poquito de altura al comienzo. Este sendero queda enseguida horizontal, atraviesa una zona despejada y sigue subiendo suavemente a media ladera hacia la siguiente loma, que cierra la visual, en cuya parte superior se divisa otro hito de buen tamaño.

        En pocos minutos más alcanzamos esta otra loma (1h. 15 min; altitud 2.080 m; 3 kms) y comenzamos a bajar por el otro lado hacia una alargada meseta herbosa, salpicada de riachuelos y pequeñas lagunillas, que se bordean bien por la derecha (Hoya de Pepe Hernando). Al final de las lagunillas, ganamos altura por praderas en suave cuesta arriba, siguiendo la traza del sendero, en dirección a otra maciza loma que limita nuestra visual en la dirección que vamos siguiendo (Norte).

       Al aproximarnos a esta tercera loma, el sendero que venimos siguiendo remonta un fuerte repecho, queda enseguida horizontal y continúa por una meseta cubierta de bloques y lanchares. Seguimos avanzando hacia el norte por esta meseta, siguiendo los hitos de piedras que indican el itinerario, sin camino claro pero por terreno fácilmente transitable. Enseguida dejamos a poca distancia a la derecha la lagunilla de Claveles, algo más grande que las anteriores (1h. 45 min; altitud 1930 m; 4,1 kms).

        Seguimos avanzando por terreno despejado, algo ondulado y pedregoso, con algunas zonas de bloques que rodearemos, que llega a hacerse algo monótono. De vez en cuando afloran en el terreno grandes lanchas rocosas. Siguiendo siempre la línea de hitos de piedras, pasamos dos o tres pequeñas hondonadas, sin llegar a ver aún la laguna de los Pájaros.

      Finalmente, tras cruzar una última loma menos pedregosa, cerca de la llamativa y oscura pared del risco de los Claveles, que queda a nuestra izquierda, vemos ya el extremo sur de la laguna, unos cien metros más adelante y ligeramente a la izquierda. Descendemos una cuestecilla y llegamos a la orilla de la laguna, que se extiende hacia el N.E. en una alargada meseta horizontal (2 h. 15 min. a 2h. y media desde el inicio; 2.170 m. de altura; 5,2 kms). Hemos alcanzado la laguna de los Pájaros por su extremo S.O., donde hay un manantial de agua potable que la alimenta y que corre prácticamente todo el año.

     Nuestro itinerario continúa bordeando la laguna por la izquierda, a lo largo de la orilla occidental. Al llegar al final de la misma, seguiremos en diagonal a la izquierda por un sendero bien visible, que discurre entre matorral bajo. Enseguida se pierde de vista la laguna y el sendero, casi horizontal al principio, comienza a bajar hacia el puerto de los Neveros por una ladera amplia y bastante despejada, con excelentes vistas sobre el valle del Lozoya, al Este, y sobre la Granja, Segovia y la llanura segoviana  por el Oeste.

      En pocos minutos más alcanzamos el puerto de los Neveros, antiguamente llamado de Quebrantaherraduras (2.094 m; 2h. 50 min; altitud 2.094 m; 6 kilómetros).

Bajada desde el puerto de los Neveros a la Granja

          Al llegar al puerto, hay que girar al Oeste, para iniciar la bajada hacia la Granja. La ladera aparece cubierta de almohadillones de matorral y al principio no se ve camino claro. Hay que localizar un hito de piedras situado poco más abajo entre el matorral y dirigirnos hacia el mismo para encontrar el inicio del sendero, que baja más o menos próximo a la vaguada del arroyo de la Chorranca, que queda unos metros a nuestra izquierda.

          Descendemos por este sendero, pedregoso pero bien trazado, que se abre paso entre el matorral. Algo más abajo, hacemos un zigzag y pasamos cerca del arroyo de la Chorranca, aunque ligeramente más altos. Seguimos bajando por el camino hasta que éste queda encima de una loma despejada, alejándose del arroyo.

          Estupendas vistas desde gran altura sobre la Granja de San Ildefonso y la ciudad de Segovia. Seguimos descendiendo, ahora por el camino y enseguida llegamos al inicio del pinar (3 horas 15 minutos de andar desde el inicio), en el que se mete el camino. El camino, ahora más ancho y más inclinado, de piso suelto y pedregoso, pierde altura rápidamente entre el pinar. Algo más abajo se deja a la derecha una bifurcación señalizada, que va también a la Granja por el arroyo Carneros, siguiendo por el ramal de la izquierda. En algo menos de 1 hora desde la laguna de los Pájaros llegamos a una pradera horizontal, rodeada por el pinar, en la que se ven las instalaciones de una estación meteorológica tras un cercado metálico (3 h 45 min).

          Atravesamos la pradera y seguimos bajando por un camino ancho y cómodo, señalizado con marcas amarillas en los árboles. Algo más abajo el camino llanea un corto trecho entre el arbolado y vuelve a bajar por la vertiente norte de la loma, hasta desembocar en la carretera asfaltada, sin tráfico rodado, que sube desde la Granja hacia Moño de la Tía Andrea (4 horas y cuarto desde Cotos).  Bajando unos doscientos metros por esta carretera hacia la derecha, llegamos al collado de la Silla del Rey, desde donde hay varias alternativas para llegar a la Granja.

          En esta ocasión seguimos bajando un breve trecho por la carretera, que abandonaremos enseguida, para seguir por una pista forestal ancha, con aspecto de poco utilizada, que se inicia hacia la izquierda. Esta pista pierde altura rápidamente entre espeso pinar, haciendo una serie de curvas. Finalmente gira a la derecha y queda casi horizontal, prolongándose en esta dirección un buen trecho, hasta desembocar de nuevo en la misma carretera asfaltada que abandonamos antes, pero ahora mucho más abajo (5 horas).

          Cruzamos la carretera y seguimos al otro lado en dirección N.N.E. por un senderillo poco marcado, a cuya izquierda hay una acequia, que la mayor parte del año está seca. En diez minutos más, llegamos a la gran tapia de cerramiento de los Jardines de la Granja, muy cerca de la esquina Sur de la misma (5 h 10 min).

          Al alcanzar la tapia, giramos a la izquierda y pocos metros más allá doblamos la esquina de la misma. Muy cerca de la esquina que acabamos de pasar, a la izquierda, a ras del camino, se encuentra la fuente de la Plata, que corre en todo tiempo. Ahora continuamos por un camino bien visible, más o menos paralelo al muro de cerramiento de los jardines de la Granja, entre espeso, abundante y variado arbolado. Seguimos el camino, que más abajo cruza por una pasarela de dos troncos el profundo cauce, generalmente seco, de un arroyo que sale de los jardines por un portillo enrejado, a pocos metros a nuestra derecha. La bajada a este puentecillo es bastante inclinada y arenosa y está muy erosionada, por lo que hay que extremar la atención para no resbalar en estos pocos metros.

          Seguimos por el camino, ahora casi sin pendiente, y pocos minutos después atravesamos un portón de tubo metálico, saliendo a una carretera asfaltada (5 h 25 min), paralela a la gran valla de los Jardines. Seguimos esta carretera, que baja con poca pendiente, hasta desembocar en la carretera general de Madrid a la Granja por Navacerrada (5 h. 40 min). Giramos a la derecha y seguimos esta carretera hasta llegar a la plazoleta de la Granja en la que se encuentra la enrejada Puerta de Segovia, donde daremos por terminada esta excursión (5 horas y media a 6 horas de andar desde Cotos; altitud 1.160 m).el puerto de los neveros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s